• RSS

Cumplimiento terapéutico en HTA - Pacientes - HTA y Pacientes

¿En qué consiste el tratamiento hipertensivo?

Se entiende por tratamiento todas aquellas medidas, farmacológicas o no, que van a permitir al paciente hipertenso disminuir su riesgo cardiovascular hasta convertirlo en similar al de una persona sana.
El paciente debe percibir los siguientes conceptos:

1.- Susceptibilidad. Es susceptible de enfermar o realmente estar enfermo.
2.- Gravedad. Las consecuencias tanto de la falta de control de la enfermedad como del incumplimiento terapéutico puede ocasionarle un problema grave de salud.
3.- Eficacia. El tratamiento es eficaz para reducir el riesgo o gravedad de la enfermedad.
4.- Ahorro. El coste de la intervención le parece adecuado respecto a los beneficios esperados.

¿Toda una vida?

Efectivamente, el cumplimiento terapéutico deberá ser para toda la vida. Gracias a ello no solo se gana en años vividos sino que disminuye el porcentaje de accidentes cerebrales (ictus) y cardiovasculares (infartos, arritmias...) en función del mantenimiento de las cifras tensionales adecuadas para cada paciente.

¿Cuáles son las medidas terapéuticas?

Son todas aquellas encaminadas al control del riesgo cardiovascular y por tanto al control de la hipertensión entre otros:

1.- Hábitos Evitar Sal
     Evitar Tabaco
     Realizar ejercicio físico aeróbico
2.- Analíticos Control Colesterol
     Control Glucemia
3.- Medibles Cifras de tensión arterial
     Perímetro cintura
4.- Farmacológicos

Medicación específica para el control de las cifras de tensión arterial cuando las medidas higiénico-dietéticas correctas son insuficientes. El tratamiento se adecuará a cada paciente y en un elevado número de hipertensos, especialmente con años de evolución, será precisos dos o más fármacos. La tendencia actual es que un mismo comprimido esté compuesto de dos o más fármacos con acción sinérgica.

¿Tiene efectos secundarios el tratamiento farmacológico?

Al inicio del tratamiento, el médico con el paciente irán ajustando tanto la dosis como el fármaco adecuado, eligiendo por último, aquel que carezca o minimice los posibles efectos secundarios si los hubiere.

Los tratamientos pueden ser más sintomáticos que la propia enfermedad, es necesario que el paciente pierda el miedo a su aparición, conozca con detalle cuales son sus efectos más frecuentes y sea capaz de reconocerlos y de acudir a su médico cuando aparezcan. En el 90% de los casos el paciente desea conocer todos los aspectos de su tratamiento debiendo tener habilidad para reconocer por ejemplo una tos producida por un IECA. El paciente debe ser autoeficaz en la toma de la medicación.

¿Qué aspectos potencian el incumplimiento terapéutico?

En los diferentes estudios publicados desde el año1981, no hay un perfil significativo entre cumplimiento y variables relacionadas con las características del paciente. Los cinco aspectos que dificultan el cumplimiento y que se deben mejorar:
- Falta de conocimientos y actitudes hacia la enfermedad y la medicación.
- Miedo a los efectos adversos y a su propia aparición.
- Olvido de las tomas
- Falta de un adecuado soporte social, sanitario y familiar.
- La propia decisión del paciente

Los criterios necesarios para cualquier intervención sobre el cumplimiento terapéutico han de basarse en:
- El diagnóstico debe ser efectuado con certeza.
- Tratamiento de reconocida eficacia.
- Intervención de reconocida efectividad.
- El paciente debe tener predisposición a cumplirlo.

El cumplimiento o adherencia al tratamiento farmacológico prescrito en patologías crónicas y asintomáticas como la hipertensión, es fundamental para el buen control y la prevención de complicaciones e incluso para disminuir la mortalidad.